Nosotros

Bienvenidos a este medio radial: “La dulce Presencia de Dios Radio Online”.

Somos un medio radial con propósito divino; nuestro interés, no es más que el de Dios: difundir programación que te transmita un mensaje según las verdades presentes de Dios para contigo,  que te aporten a la construcción firme y segura de una vida libre de agonías, angustias e incertidumbres. Estos programas los difundimos periódicamente durante el día y cada día de la semana

Hacer contacto directo con todos nuestros oyentes, mediante espacios en vivo y en directo, de esta manera poder interactuar y a la vez beneficiarte de forma directamente con el mensaje transformador y renovador de la  Palabra de Dios. sabemos que somos poseedores de la naturaleza divina; creados a imagen y semejanza de Dios para representarlo y modelarlo en esta tierra mediante un propósito eterno.diseñados para expresar la vida de Dios desde nuestros pensamientos, declaraciones y acciones.

Podemos conocer y entender que vivimos por y para un propósito predestinado por nuestro Padre Eterno, esta verdad permite que  caminemos con seguridad, bajo una confianza plena en la Palabra que Dios ha establecido y a su vez lo podemos extender a otros hijos de Dios… cuyas vidas han de ir siendo transformadas en la renovación del entendimiento, por medio de la Palabra. Pertenecemos a una nueva generación de avance, de posesión, de implantación y de cosecha, de mayor liderazgo; la gloria de la siguiente casa es más grande que de la casa anterior. Declaro sobre sus vidas en el cumplimiento de todo buen propósito de Dios a beneficio de todos ustedes; recuerden que la única forma de poder complacer a Dios de forma genuina  es  a través de la  Fe. Permanezcan en este principio sabio, profundo y verdadero y Él les premiara en gran manera. Bendecidos con toda bendición. Y no olvides compartir con tus seres amados, parientes, amig@s y conocid@s acerca de los beneficios de esta, tu emisora radial online.

Johnson Marín y Luz Elena Muñoz,

Directores y Ministros del Reino de Dios.